Estabilizar un suelo requiere técnicas de construcción adecuadas y repetibles.

Conocer el buen procedimiento para estabilizar un camino rural o forestal, una base de carretera, un aparcamiento o cualquier infraestructura construida sobre suelo natural, es determinante para saber si se está eligiendo bien la solución técnica. No todo vale.

No es tan fácil estabilizar de forma duradera.

Sistema de estabilización de suelos existentes.

En resumen el sistema debe ser un trabajo que englobe:

  • Investigación técnica previa del suelo
  • Formulación adecuada al mismo suelo
  • Protocolo completo de aplicativo
  • Preparación del suelo (mejora granulométrica sin aportación)
  • Máquinas que inyecten la solución estabilizadora al interior del suelo, mezclando correctamente suelo, productos, agua y aditivos minerales. Determinante el que se eviten los riegos superficiales con cubas y las mezclas con motoniveladora.
  • Compactación adecuada

Existen por supuesto una serie de detalles en cada fase que terminarán por ofrecer más o menos excelencia en el conjunto final, y que en nuestro caso están recogidos en nuestro documento de prescripciones técnicas.

A mi regreso de Nouakchott, capital de Mauritania, he podido constatar las prestaciones y buenos resultados de los nuestros estabilizadores líquidos y  agentes cohesivos  que hemos elegido entre muchas marcas principales, ya que ha superado pruebas sobre las arenas eólicas del desierto o en terrenos muy arcillosos. En breve, dispondré de los datos que me proporcionará nuestro laboratorio, de un material granular recogido de una pista de acceso a la mina de cobre más grande del mundo para vehículos muy pesados.

Un trabajo que confío que termine con la firma de un contrato para estabilizar distintos tipos de suelo Mauritano, tanto arenas eólicas como materiales de aporte que se han utilizado sin éxito hasta ahora en la estabilización de caminos y sub bases de carreteras en todo tipo de situaciones y tránsito.

Un buen trabajo de estabilización, ya sea de un camino rural o forestal o una explanada, tiene que iniciarse mucho antes de aplicar cualquier tipo de aditivo líquido al suelo a mejorar. Parece evidente y de sentido común que esta primera fase previa a la realización del trabajo tiene que formar parte indisoluble de la buena praxis de la ejecución. Pero la verdad es que no es tan común. Muchas empresas siguen ofreciendo como solución, litros de producto, ajenos a la realidad de que lo que hay que hacer realmente es proporcionar metros de suelo estabilizado a los clientes.

Y esta primera fase depende a su vez de un estudio previo en un laboratorio de suelos, en donde obtendremos información de su granulometría, humedad óptima, densidad máxima, limites, CBR, etc. Con estos datos podremos trabajar el suelo al máximo nivel de calidad.

Parece evidente y es lógico hacerlo así, pero no es tan habitual encontrar estas maneras en la construcción de bases de carretera, o en la rehabilitación o reparación de caminos forestales y de montaña, ni en nuestro país ni en muchos otros.

Demasiadas veces he asistido a la construcción de una vía secundaria de tierra en la que no se ha previsto ninguna actuación que conforme y marque la diferencia entre un camino expuesto a las inclemencias del tiempo a la de un camino preparado y adecuado para resistir y por lo tanto rentabilizar a corto y largo plazo la inversión requerida para construir o rehabilitar ese camino.

Este paso, el previo a la actuación o estabilización del suelo es el que marca la verdadera diferencia.

Es cierto que son vías secundarias en muchos casos, pero no menos importantes para el devenir diario de la actividad económica rural.

Los caminos rurales o forestales forman parte del tejido industrial, agrícola y ganadero de todo el sector primario. Son caminos que mueven la economía.

Por suerte, formo parte de una empresa  que desarrolla este tipo de actuación de conjunto para la construcción o rehabilitación de caminos rurales y que además tiene desarrollado un método industrializado que permite aplicar correctamente los productos estabilizadores de suelos de máxima confianza. Trabajar con el apoyo directo del fabricante es determinante para el éxito de la empresa. Parece que finalmente se une lo necesario.

El modo distinto de actuar de nuestra empresa con muchos años de experiencia acumulados en la construcción de caminos, es básicamente la preparación previa de la forma y textura granulométrica del suelo a tratar, trazando las formas, eliminando los inconvenientes y proporcionando la geometría optima al trazado de la vía conjuntamente con la mejora de calidad del suelo local para luego ser estabilizado.

Estabilización sin aportes de agregados. Sin transportes de áridos. Abaratando costes desde el primer momento.

Determinante. Disponemos de un sistema para que el aporte de los estabilizadores líquidos, el agua, el aditivo mineral conveniente sea adecuado y homogéneo en todo el grosor de la capa y en todo tipo de pendientes abiertas al tráfico. Podemos trabajar en pendientes del 30%

Y no necesariamente usamos estabilizadoras autopropulsadas de alto coste, nuestra solución propia es de un coste mucho más contenido.

Si el camino sufre de presencia de grandes piedras, vetas de roca perpendiculares a la vía, cambios de rasante extremos, poco peralte, falta de evacuación de aguas, etc. se somete entonces al camino a un trabajo previo con la Buldócer, que conforma los niveles y anchos del camino, construyendo rasantes longitudinales o pendientes trasversales para la correcta evacuación de las aguas de escorrentía. Se extraen además las grandes piedras a la superficie para poder ser desplazadas o trituradas a una buena granulometría de trabajo con la trituradora de piedra.

Una vez formada la base de trabajo y con las mejoras del camino ya listas, se procede a un ripado a la profundidad a la que hay que trabajar o conformar la losa estabilizada conjuntamente al trabajo de mejora granulométrica del suelo natural.

Tenemos ahora un suelo listo para recibir todo el trabajo de estabilización.

Si la estructura del camino es de materiales de aporte existentes de su antigua construcción o de intentos previos que trataron sin éxito de estabilizar el suelo mediante agregados y compactación con agua, puede usarse entonces la moto niveladora para formación de pendientes, cunetas o niveles de trabajo, sin necesidad de triturar.

Pero normalmente en un camino natural, con el trabajo previo ya iniciado aparece entonces una de las piezas fundamentales para obtener un suelo adecuado al trabajo que requiere la estabilización. La trituradora de piedras.

Este útil mecánico proporciona una calidad de suelo ideal, aportando del propio terreno local una curva óptima de granulometría que alcanzará luego elevados módulos de resistencia y durabilidad frente al tránsito y las inclemencias del tiempo una vez tratado con los líquidos estabilizadores, los copolímeros, agentes súper hidrofugantes, etc.

Ya tenemos un suelo adecuado para aplicar una mejora potente a la estructura del terreno para conseguir durabilidades muy prolongadas en el tiempo.

Estamos a un paso de obtener una solución estable y duradera para su camino rural o forestal.

Es ahora cuando entra nuestra máquina específicamente diseñada para proporcionar la humedad exacta definida en el proyecto y la disolución correcta de estabilizadores que nos marca la formulación previa. Todo ello necesita de ser mezclado correctamente, sin sufrir decantaciones por centrifugación provocadas por grandes máquinas.

Nuestra estabilizadora ha sido diseñada de un modo que soluciona todos los problemas aparecidos a lo largo de los últimos 4 años de experiencia en la aplicación de estabilizadores de suelo, copolímeros y nano productos, incorporando todas las mejoras que el día a día en el trabajo de campo han mostrado como los problemas a batir.

Esta máquina puede aportar de un modo dosificado la formulación de trabajo elegida  que se necesite para cada tipo distinto de suelo. De un modo automatizado y regulado, la máquina es capaz de mezclar homogéneamente la cantidad de aditivo mineral y el estabilizador necesario por m3 de suelo a estabilizar.

La acción directa de esta máquina aporta la cantidad ideal de producto, aditivo y agua al suelo.

Utilizando los mejores agentes estabilizadores, copolímeros, agentes cohesivos y nano partículas del mercado, logramos un suelo resistente al tránsito y al clima local.

Unos productos que se distinguen principalmente por su elevada densidad, su nulo impacto ambiental y su capacidad de adaptación a todo tipo de suelo.

Con estas formulaciones y nuestro método aplicativo se consiguen espesores de suelo, grosor de camino estabilizado, con una calidad elevadísima y con una excelente disolución en el conjunto que conforma el camino.

Productos con sobrada experiencia internacional.

Recuerda que no vendemos líquidos, ni máquinas. Solo estabilizamos suelos.

Nuestro producto es tu suelo estabilizado.

Los líquidos estabilizadores, aportan en su conjunto 30 años de las experiencias de que disponen las empresas fabricantes. No hay que confundir a los agentes inorgánicos, a los copolímeros, las enzimas, los súper hidrofugantes, partículas nanotecnológicas, los mismos polímeros o resinas que tanto dicen igualar las prestaciones.

No hay que confundirlos porque son muy distintos. Y nosotros usamos los necesarios para cada tipo de situación, química del suelo o climatología local.

NO existe un producto mágico que todo lo soluciona.

La calidad de un suelo debe estar a prueba de todo tipo de exigencia y mantener su calidad desde el Km. 0 al final del proyecto.

Es la unión de distintos productos lo que consigue encapsular completamente el suelo, lo que aporta dureza y resistencia, lo que consigue aportar insolubilidad frente al agua.

Todas estas mejoras proporcionando además una estabilidad dimensional duradera en el tiempo, basada en el “mantenimiento de la humedad óptima” lo que hace que el camino mantenga la misma calidad como al terminar la compactación, durante muchos años.

Pero no hay producto milagro. El mejor material mal aplicado no tiene efecto sobre la durabilidad del camino. Es necesario unir la mejor fórmula del laboratorio con la mejor aplicación en el campo.

Y esto es lo que les propongo. Una solución basada en una combinación ideal. Una solución que cambiará para siempre la manera de construir los caminos rurales o forestales en nuestro país o en países más lejanos.

Protocolo, Formula y aplicativo.

Volvamos de nuevo con el método de trabajo. Hay que recordar que ya estamos en la fase de aplicación sobre el suelo preparado y que ahora los inyectores de alta presión que pulverizan la mezcla de estabilizadores y agua dentro de la cabina de mezcla, pueden ejercer toda su eficacia sobre un terreno preparado para recibirla. Previamente si ha sido necesaria la dosificación de aditivo mineral que pueda necesitar un determinado tipo de suelo, estamos hablando de un porcentaje de entre el 1 y el 4%, la máquina lo entierra, mezclando el aditivo mineral con el suelo, hasta que se reparte en profundidad y a todo lo largo de la aplicación. Las barras de riego pulverizan la dosis adecuada a suficiente presión y dirección para empapar de disolución estabilizadora el conjunto del suelo a trabajar.

Con el suelo ya impregnado de la fórmula de estabilizadores y con su humedad óptima necesaria, ya podemos mezclar en continuo avance todo el volumen de suelo a tratar con el sistema de mezcladora que incorpora el sistema aplicador y que realmente finaliza de forma excelente todo el trabajo previo y de aplicación de producto.

Este conjunto cinético soluciona de un modo excelente el complicado proceso de lograr que el terreno absorba el producto y el aditivo necesario de una forma homogénea y bien repartida en todo el grosor de trabajo.

Se terminaron los tratamientos en que teóricamente trabajando a elevadas profundidades (entre 15 y 40 cm) solo aportan mejoras superficiales de no más de 3 a 7 cm, puesto que el terreno que solo recibe un riego por la parte superior es incapaz de absorber en mucha profundidad la suficiente disolución.

No puede absorberlo de forma homogénea simplemente por la propia capacidad de absorción de los suelos y que por lo tanto es complicado conseguir que la losa del camino se asemeje realmente a las calidades alcanzadas en el laboratorio.

Quiero comentar que disponemos de un sistema de trabajo que puede incluir una terminación de capa de rodadura libre de betún, una capa de rodadura polimérica, que en la misma pasada que la de la estabilización, incluye un refuerzo superficial de 5 cm de grosor homogéneo y que es un sustituto de las terminaciones asfálticas.

Hecha una buena mezcla, con o sin capa de rodadura integrada, ya podemos proceder a compactar con los distintos tipos de rodillo necesarios, según sea el tipo de terreno a trabajar. Hay que recordar que con este sistema se pueden estabilizar suelos de tipo granular, semi cohesivo o cohesivo y que cada tipo de suelo necesita de un tipo de compactación.

En este momento, ya disponemos de un suelo, de un camino rural o forestal perfectamente estabilizado frente a las inclemencias del tiempo o al tránsito que deberá soportar. Construya bases de carretera o caminos a los mejores precios y con la mejor calidad.

Resumen sintético de pasos para estabilizar un suelo.

  1. Obtención de datos del suelo a tratar (laboratorio)
  2. Formulación de trabajo
  3. Trabajos previos de formación del propio camino, regulación de pendientes, evacuación de aguas, extracción de piedras, ripado en profundidad
  4. Triturado del suelo para obtener una curva granulométrica lo más completa posible.
  5. Esparcido del cemento o cal si son necesarios. Inicio de la aplicación y mezcla de los estabilizadores necesarios por el tipo de suelo. Riego de la disolución con la formula estabilizadora, mezclado en toda la profundidad. Posible inclusión de nuestra capa de rodadura integrada sin betunes añadidos.
  6. Compactación

Parece fácil cuando se resume, pero este tipo de trabajos que se pueden llegar a hacer también con maquinaria más convencional, solo proporcionan la calidad óptima y esperada si son aplicados de forma profesional y con un método estudiado y diseñado con la experiencia.

Si busca buenas soluciones para eliminar los problemas que causa el tiempo sobre los caminos convencionales de tierra, construir buenas bases de carreteras o preparar explanadas resistentes a las cargas y al tiempo, no dudes en contactarme.

Si necesitas solucionar suelos contaminados con residuos industriales, hidrocarburos, cenizas de Pirita, etc, puedo aportarte soluciones de consultoría medioambiental, productos de encapsulamiento y control de suelos contaminados y sistema de aplicación con maquinaria específica de estabilización de suelos si levantar polvo.

Un saludo

Ferran Guarch, CEO Humedad Controlada.