Una realidad que ya es estilo de trabajo de una empresa de Barcelona, que se proyecta de este modo a todo el mundo.
Una solución que aporta economía y calidad para estabilizar suelos y construir bases de carretera o caminos rurales y forestales, reutilizando el suelo existente en el propio lugar de los trabajos.
Sin necesidad de aportes de suelos seleccionados, ahorrando el trabajo de cajear la explanada y comprar, trasportar, extender y compactar materiales seleccionados provenientes de canteras.

La autentica estabilización de suelos in situ.

Una solución para construir caminos o carreteras, muy acorde a los tiempos actuales, en que la calidad, la economía y el respeto por el medio ambiente son parte esencial de todo proyecto.

¿Porque continuar  compactando con agua una sucesiva serie de capas de suelo seleccionado?
¿Porque no mejorar la resistencia a las cargas?
¿Porque no evitar los problemas de la estabilidad dimensional?
¿Quiere aumentar la durabilidad en el tiempo?

A mi  modo de ver, creo que se continúan haciendo estos trabajos tradicionales de construcción de bases de carretera usando paquetes de enorme volumen de material aportado, por una combinación entre una cuestión de tradición y comodidad en los cálculos y la dificultad que impone la administración en tema de cambios.
Nuestros ingenieros han desarrollado en estos últimos años, un buen sistema de trabajo, que cumple a la perfección y con gran calidad la tarea de construir buenas carreteras.
Pero con el coste actual de los materiales necesarios para cada capa y el efecto medioambiental que causa en la naturaleza la extracción y los lavados de estos suelos, debería ser ya una premisa casi obligatoria, plantearse el evitar este fuerte impacto en nuestros montes y reducir ya de paso la huella de CO2 minimizando los transportes de tanto volumen de material.
Ya se que es mucho más sencillo utilizar un tipo de árido normalizado, seleccionado, controlado a priori, que tener que investigar más a fondo los suelos locales y encontrar la forma de mejorarlos para que se puedan utilizar en la construcción de bases de carretera o caminos rurales y forestales.
Pero ahora, toca.

Cuando uno se decide a utilizar un sistema que permite mejorar cualquier capacidad de carga de un suelo, un sistema que ofrece una estabilidad dimensional imposible de encontrar con los métodos tradicionales y que además proporciona una excelente durabilidad por encima de lo que actualmente se brinda como solución constructiva tanto en proyectos de carreteras, caminos o aparcamientos por ejemplo, tiene que asumir que le queda por delante una enorme tarea de investigación y desarrollo.
Detalle este, que quizás marca la diferencia entre un autentico emprendedor y una empresa enquistada en lo conocido, en lo que ya controla, aún a expensas de no estar ofreciendo toda la calidad posible en los trabajos de su propia profesión y quedarse en poco tiempo fuera del mercado siempre en continua expansión.

Ser profesional de un oficio era hasta hace unos años, sinónimo de estabilidad en los conceptos y formas de actuación. Una línea continua de proceder que variaba sus procesos a razón de los nuevos avances tecnológicos ya fuesen en forma de maquinarias o materiales cada muchos años.
Pero es que desde hace ya muchos años, la industria química y la informática han revolucionado toda la rueda de mejoras que se ofrecen al mercado para que sean aprovechados y avanzar más.
Por lo tanto, hoy en día hay que estar pendiente en todo momento de las mejoras que ofrece el conjunto de técnicos internacionales y multidisciplinares que aportan a una velocidad increíble avances o cambios radicales en las posibilidades de hacer el “mismo trabajo de siempre”.

Si te quedas mucho tiempo pensando o mirándolo, ves pasar innumerables posibilidades de progreso y expansión del negocio, pero no te decides.
Hay que sopesar y hay que actuar.
Hay que ponerse a aprender nuevos sistemas, a conocer nuevos productos o materiales y quizás lo más difícil para muchos de nosotros, dedicarse a desaprender muchas de las rutinas de trabajo que teníamos como dogmas inamovibles.

Vuelven los tiempos de la escuela, los momentos de que no es tan fácil hacer lo que nos hemos propuesto. Hay que madurar de nuevo.
Repitiendo esta ya conocida frase, hay que reinventarse.
Simple evolución. No sobreviven los más fuertes, ni los más listos, tan solo perduran los que se adaptan mejor a los cambios.

Pero la mayoría de profesionales tenemos que pensar que salimos con ventaja, tenemos experiencia acumulada en otras rutinas o disciplinas para poder aprovechar realmente nuestra base de oficio y sacarle partido rápidamente a estas nuevas formas de proceder o a estos nuevos materiales para trabajar.

Es por ello que estoy contento de haberme encontrado con estas personas, un grupo de profesionales dispuestos a afrontar un cambio radical en la manera de entender su oficio y con las que estoy encantado de poder colaborar de una forma tan completa.

Muchos años de trabajo que nos han permitido llegar a este punto, mantenernos en esta complicada época y reinventarnos con éxito en la profesión.
Construir bases de carreteras, caminos rurales o forestales, vertederos, aparcamientos, bases de vías de ferrocarril, taludes,… es ahora para esta empresa, tarea nueva, un nuevo procedimiento, un nuevo enfoque.
Pero los excelentes resultados que llevan consiguiéndose en los últimos tres años de proceso de avance tecnológico han dado su fruto y están ya listos para ofrecerlos a quien quiera disponer de excelentes bases de carretera o inmejorables caminos rurales o forestales.

Estamos especializados en construcción sobre arena, soluciones para suelos muy cohesivos y control de suelos contaminados. Tres disciplinas complejas y de difícil manejo con la soluciones tradicionales de compactación.
Hemos desarrollado una máquina estabilizadora de suelos que cumple a la perfección todo el proceso necesario para poder estabilizar todo tipo de suelos.

Ahora realmente si que puede decir que esta empresa estabiliza el suelo.
Una estabilización que ofrece una mejora completa de la estructura del suelo compactado, aportando insolubilidad completa bajo el agua.
El aumento de la capacidad portante de estos suelos estabilizados es enorme.
Tanto en arenas lavadas de rio, como en arcillas expansivas los resultados de aumento de resistencia o de reducción de hinchamiento son claros.

Una solución basada en la aplicación controlada de muy bajos porcentajes de aditivos minerales como el cemento, la cal, el hidróxido de calcio, oxido de calcio, LKD o distintos tipos de escorias, que junto a la aportación de una disolución en agua y distintos productos estabilizadores de suelos junto con la correcta mezcla de todos ellos en el suelo original de la propia zona de los trabajos, proporciona una calidad muy alta a todas las construcciones o rehabilitaciones de bases de carretera, caminos rurales o forestales, explanadas, vertederos, aeródromos, urbanizaciones, taludes y toda clase de trabajos en que el control verdadero del suelo es su necesidad principal.

Si necesitas disponer de suelos libres de barro y con una reducción del polvo del 90%, si necesitas soluciones eficaces para un nuevo tipo de construcción de infraestructuras de comunicaciones respetuosas con el medio ambiente y con una sustancial reducción de costes de construcción y de tiempo de ejecución, mandamé un mensaje,contáctame.
Tengo soluciones para tu negocio o para tus necesidades particulares.

Un saludo.
Ferran Guarch
Director de Humedad Controlada