Parece que los productos que eliminan el polvo y el barro de los caminos están entrando con fuerza en el mercado.
Parece que cada día hay más empresas dispuestas ha hacerlo.

Soluciones que ahorran dinero a quien decide utilizar estos copolímeros para consolidar el terreno y evitar la erosión.
Pero cuidado. No todas las empresas ofrecen realmente soluciones reales.
Hay empresas que «venden» producto y otras que construyen suelos estabilizados.
En mi habitual línea de información general, te recomiendo que busques y compares distintas marcas.

Las inversiones en reparaciones tradicionales de caminos forestales o rurales, tienen un gran inconveniente que es la propia meteorología.

Una lluvia inoportuna, puede destrozar un camino que se acaba de terminar de reparar.

Toda la inversión y esfuerzo perdidos en poco tiempo.

Además se vuelve a la anterior situación de problemas para circular por estos caminos.

Pero desde hace ya algún tiempo, varias empresas están apostando por aportar soluciones que alarguen la durabilidad a los caminos de tierra, caminos forestales, caminos rurales, accesos al bosque o caminos de paseo en zonas naturales protegidas.

Solo añadiendo el producto al agua del riego, se aporta al camino una durabilidad muy elevada.

Con la simple adición de este producto basado en distintos copolímeros, se consigue cohesionar al terreno y convertirlos en auténticos caminos de hormigón natural.
Bueno, solo con la adición de estos productos y algo más.
Algo más que implica una necesidad de especialización elevada si realmente quieres conseguir la máxima calidad en los suelos estabilizados con estos productos, cosa más fácil en el laboratorio, pero que se torna mucho más complicada si se traslada el problema a una situación de suelo real.
Esta es la diferencia entre unas u otras empresas.

Los materiales estabilizadores tienen que ser productos completamente ecológicos y que aporten una nueva vida a los suelos locales, incluidos los arenosos y los muy cohesivos.
Estabilizar el suelo sin necesidad de aportes de áridos seleccionados debe ser la premisa.

Por lo tanto, pueden darse soluciones con una vida útil predeterminada o a largo plazo.

Así, pueden tratarse caminos o terrenos que vayan ha utilizarse por un tiempo determinado, accesos a obras, eventos de temporada, aparcamientos para ferias,…

También se puede construir una autentica red de caminos permanentes para permitir la libre circulación de vehículos, sin el inconveniente de levantar polvo, sufrir el barro o que se vean sometidos a constantes traqueteos, baches o deslizamientos, evitando así su rápida degradación o prevenir accidentes.
Crear una nueva infraestructura de carreteras en el desierto es posible sin necesidad de retirar tanta arena ni de aportar necesariamente suelos seleccionados, que llegan muchas veces de lejanos lugares.
Se reducen los costes y el tiempo de construcción

Sujetar los taludes o evitar la erosión de los mismos es tarea más fácil con estos sistemas.

Pueden sembrarse semillas directamente con estos producto, lo que indica su extremado respeto por la vida.

Los caminos tratados con estos productos, se pueden mantener fácilmente en perfectas condiciones con un simple riego de mantenimiento o un simple barrido, en función de su desgaste o prolongar la vida útil durante muchisimo más tiempo si se aplica un mínimo recubrimiento de asfalto.

Además, este efecto renovador es acumulativo, por lo que el terreno tratado con este sistema de consolidación del terreno verá aumentada su vida útil y reducida la frecuencia de reparación o mantenimiento.

En Catalunya, y concretamente en la provincia de Tarragona, están construyendo un espacio permanente en donde dar a conocer algunas de las virtudes de estos productos capaces de impedir que en un camino de tierra se vuelva a generar polvo o barro.

En Montblanc, villa ducal y medieval de la provincia de Tarragona han incorporado ya esta tecnología punta que ayudará a preservar la calidad medioambiental de cualquier zona en que se aplique.

Es respetuoso al máximo con el medio ambiente, las personas, animales o plantas.

Es fácil de aplicar

Es seguro de aplicar

Rebaja enormemente el coste de la reparación o construcción de un camino rural o forestal o una base de carretera y no varía el aspecto natural del terreno.

Si lo que se desea es aportar un acabado más estético a la pista forestal, al acceso a bodegas, hoteles o casas rurales por ejemplo, pueden aplicarse superficialmente áridos que aporten un acabado más estético o reporten al conjunto del camino una funcionalidad más elevada.

Una empresa de movimientos de tierras de la comarca, está trabajando ya en las aplicaciones de estos productos para poder llevar esta práctica tecnológica a todos sus trabajos de movimientos de tierras, construcción de caminos o accesos, aparcamientos o almacenes al aire libre.

Implicada desde los comienzos en esta nueva forma de construir de forma natural, la experimentada empresa ha apostado por llevar en su cartera de productos una nueva línea que complemente a los trabajos tradicionales en caminos forestales, movimientos de tierras, talas de madera, obra pública y construcciones en zonas naturales protegidas.

En cuanto esté inaugurada esta primera exposición de los productos que distribuyo para toda España, Europa y África os indicaré la dirección exacta para que podáis visitarla.

Mientras tanto, puedes contactarme si necesitas ampliar cualquier información.

Un saludo

Ferran Guarch
Director de Humedad Controlada

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
es_ESES