En el anterior artículo sobre las humedades en paredes he intentado resumir los tipos genéricos de humedad que afectan a una pared o muro, pero este tipo específico el de las humedades de condensación, puede y de hecho afecta al conjunto de la vivienda, paredes, enseres, objetos personales, muebles, ropa y lo más importante a la salud de las personas.

En este artículo trataremos las humedades de condensación que afectan a las paredes y otros lugares de las viviendas y como combatirla eliminándola definitivamente.

Para las humedades de Condensación:

  1. Sistemas de ventilación por sobrepresión
  2. Sistemas de ventilación por depresión

Los sistemas de Sobrepresión son los más ampliamente usados por las empresas que se dedican a eliminar las condensaciones en el interior de las viviendas o locales comerciales.

Son sistemas directos, de fácil aplicación y que contemplan una eficacia total.

Se basan en un principio físico que provoca una variación hacia nuestro favor del factor que desencadena las humedades de condensación.

¿Porque solucionamos las condensaciones mediante la ventilación mecánica forzada?

Si las condensaciones son del tipo adiabático, diferencias de temperatura, la solución pasa por la ventilación mecánica controlada, mediante el método de la sobrepresión.

Normalmente cuando hablamos de condensación, hablamos de mohos y mal olor o a la inversa.

Chorreos en ventanas o problemas en interiores de armarios.

Esta patología de la humedad viene producida por un exceso de presión de vapor interior y un defecto en el aislamiento térmico de la envolvente del edificio.

La solución más rápida y efectiva es la ventilación forzada por el método de la sobrepresión.

Con este sistema, conseguimos rebajar esa presión de vapor interior y rebajamos directamente la temperatura de rocío del aire interior que ya no condensará al contactar con las mismas superficies frías que tienes en el perímetro.

Aislar los muros es tarea complicada y por el interior siempre vamos a tener problemas con los puentes térmicos, o tendrás que perder mucho volumen interior al tener que trabajar paredes y techo, ya que el encuentro entre estos es la zona que genera mayores puentes térmicos debido al tipo de construcción de este país.

Si puedes aislar por el exterior, usa sistemas ETICS y ponte en manos de un especialista en aislamientos. Pídele eso si, garantía por escrito.

El funcionamiento de este sistema de ventilación es el siguiente:

Un taladro en la envolvente de la casa, muro o cerramiento, de un diámetro comprendido entre los 100mm y los160 mmdependiendo del modelo.

Se instala la turbina que puede estar justo sobre el taladro o en otra zona si se prolonga mediante conductos la conexión con el exterior. Puede alargarse también la salida de la impulsión interior mediante los mismos conductos, por si hay que situar la salida de impulsión en otro lugar de la casa.

En la turbina encontrarás un filtro para polvo y polen.

La turbina propiamente tiene que tener un caudal comprendido entre los 50 y 80 m3/h.

En el interior de la misma carcasa de la turbina tenemos un presostato que regulará la temperatura a la cual se va a poner en marcha el precalentador.

El precalentador es normalmente cerámico y las potencias suelen oscilar entre los 270w y los 900w.

Conexiones, interruptores o mandos completan la puesta en marcha de la unidad de ventilación.

La sobrepresión solucionará el problema con facilidad y para siempre.

Tienes que esperar garantía de 5 años y una garantía de satisfacción que obligue a rembolsar el precio de la turbina en caso de que no funcione.

Los fallos en este sistema vienen dados por poco caudal respecto al volumen, fallos en la estanquidad de la vivienda o existencia de calefacciones de gas butano por ejemplo.

Si quieres saber más consulta el siguiente enlace.

El sistema de ventilación forzada por el método de sobrepresión es MUY RECOMENDABLE

Los sistemas de ventilación por depresión, forman parte de los métodos que se utilizan normalmente cuando se está construyendo la vivienda, debido a la mayor complejidad en la instalación de tomas de succión del aire en las zonas húmedas.

Es un método que recomiendo a todos los constructores.

Para más información personalizada, me contactas.

 Un saludo

Ferran Guarch