Si en tu vivienda sufre de condensación interior, presencia de gotas de agua en paredes, techos o ventanas, la mejor solución es la ventilación forzada con sistemas de sobre presión.

 No hay duda. Este método ofrece garantías en casi todos los casos y en casi todas las viviendas.

Pero hay que tomar unas precauciones.

 Si decides incorporar una de estas máquinas contacta con varias empresas y compara.

Luego, si quieres, puedes contactar con Humedad Controlada y obtener una información menos comercial.

Has de saber que en este método de solución de la humedad de condensación es en la que una mayor cantidad de empresas facilitan un buen sistema para eliminar las humedades y los mohos.

 Pero para que el sistema pueda ofrecerte la mayor de las garantías puedes contribuir a mejorar el rendimiento o la eficacia de estos sistemas de control de la condensación:

  • Haz tu casa estanca.
  • Mantén una temperatura mínima.

Con estas dos actuaciones estás ayudándote a que la inversión en el aparato sea lo más rentable posible.

Al estancar el paso del aire en las ventanas y puertas de tu casa, contribuyes a que la presión que genera la máquina se alcance muy rápidamente.

Las salidas abiertas para el correcto funcionamiento trabajaran a pleno rendimiento y no quedarán “rincones” libres de la presión y el continuo movimiento, que estos sistemas para el control de la humedad de condensación generan.

 Si no vas a montar esta máquina, no hagas tu casa estanca o sufrirás un aumento de la humedad de condensación.

Al mantener una temperatura de unos 15º a 16º facilitas el trabajo de la máquina. La máquina, no es un calefactor, solo precalienta el aire para no introducirlo frío.

Piensa que con este sistema de sobre presión, toda la casa gozará de una temperatura más homogénea.

Ahorraras en calefacción y en refrigeración, aunque es cierto también, que cuando hace más calor (por encima de los 30º) la máquina se para.

 Creo sinceramente que este sistema de ventilación mecánica forzada es el mejor método para evitar la condensación interior, y que no hay mejor método que estas máquinas para eliminar los efectos que causa la humedad de condensación como pueden ser mohos, degradación de productos, mal olor.

Además este sistema es muy aconsejable para resolver de una vez la ventilación de nuestras viviendas aun no sufriendo problemas de condensación.

La sensación de confort en una casa con uno de estos sistemas y otra que no dispone de este tipo de ventilación, es abismal.

 En ningún otro método de control de las humedades e podido observar tanta satisfacción en los clientes, como en estos métodos anti condensación.

En pocas horas, el ambiente de la casa mejora y se terminan para siempre los mohos, y sus consecuencias, tanto materiales como en problemas de salud.

 Eligiendo una buena máquina no tendremos problemas ni de consumo ni de ruido.

 Todo esto es cierto, ya que hasta ahora la otra solución, más correcta si quiere, pero infinitamente más complicada de realizar era el aislamiento térmico.

Una casa bien aislada no puede sufrir condensaciones, a no ser que no ventilemos nunca.

Pero aislar bien es muy difícil con la vivienda ya terminada.

Soy partidario de los materiales de aislamiento naturales, como la lana de oveja, el corcho proyectado, la celulosa proyectada, las fibras de madera, etc.

Me gustan y creo que son muy efectivos.

El problema es la construcción de las viviendas y la generación de puentes térmicos.

 Pues bien, estoy investigando el real alcance y la eficacia contrastada de un nuevo material basado en la nanotecnología.

Con esta “pintura” o barniz, podremos con el grosor de menos de 1mm aislar térmicamente la casa por el interior, y eliminar los puentes térmicos que tantos problemas causan en los edificios.

Impediremos el crecimiento de mohos y acabaremos con el efecto pared fría, y los problemas de condensación.

Todo esto pudiendo aplicar un acabado con el color que deseemos y sin perder ni un ápice de capacidad de evaporación del muro.

Total, si funcionan estos sistemas de nanotecnología, será una autentica revolución en el mundo de la eficiencia energética de los edificios.

 Seguiré informándome de estos métodos y productos y ya os pasaré mis conclusiones.

Si necesitas algún dato más contáctame.