¿Porque todavía se sigue intentando destruir al otro, y muchas veces poniéndose en evidencia de la mal intencionalidad del comentario?.

El problema de las humedades, la solución a los distintos efectos que causa la humedad en nuestra vivienda, no se soluciona desprestigiando a nadie, ni a ningún método, a no ser que este sistema anti humedad en cuestión, o determinada empresa de humedades, sean realmente totalmente inefectivos o actúen malintencionadamente, se soluciona con tecnología de calidad y bien aplicada.

Las soluciones para los problemas de humedad, pasan inicialmente por un buen diagnostico.

No siempre es fácil, no siempre es evidente.

Pero lo que si que es claro es que en el mercado conviven distintos productos y distintas técnicas para quitar las humedades de las paredes de su casa o del ambiente y la condensación interior de viviendas o locales.

Yo prefiero positivar el tema. Siempre hay un método más eficiente, tanto técnicamente como económicamente.

Siempre existe un sistema que es más eficaz, pero para el mismo tipo de problema seguro que existe otra solución, en la mayoría de casos.

No me vale el que mi producto para quitar las humedades es el más mejor del mundo mundial, el tuyo no vale para nada. Seamos serios, hay muchos problemas de humedad y se requieren distintas maneras de eliminar las humedades para siempre, pero para una misma afectación puede haber 2 o 3 maneras de enfocarla o trabajarla.

Por ejemplo las humedades de capilaridad.

Podemos trabajar para eliminar definitivamente las humedades de capilaridad con  las denominadas inyecciones químicas o barreras horizontales.

O podemos hacerlo mediante sistemas de electroósmosis pasiva o con el más eficaz sistema de electroósmosis inalámbrica.

Los tres métodos concluyen con la total desaparición de las humedades de los muros de su vivienda.

De estos tres sistemas, hay que usar el que mejor se adapte a nuestro caso y nos aporte mejor solución y a un menor coste/eficacia.

Pero si una empresa no vende uno de estos sistemas, por ejemplo los electro-físicos, no hace falta que intente convertir a los sistemas de electroósmosis en chatarra electrónica.

Ni al contrario, si una empresa instala modelos electro-físicos para eliminar la humedad de capilaridad, no todos los sistemas de inyecciones o barreras horizontales pasan automáticamente a ser métodos desastrosamente ineficaces, sucios y que debilitan las viviendas.

Pues no. Para cada problema una solución eficaz.

Una empresa que proporcione soluciones electro-físicas de mala calidad, no va a solucionar nada.

Si una empresa utiliza resinas de inyección con muy baja proporción en reactivo y no satura el soporte lo único que logrará es aumentar la humedad del muro y dejar cabreado al cliente unos años.

Hay que informarse, hay que preguntar, hay que contrastar. El sentido común ya nos llevará a la empresa que mejor nos informe sobre como eliminar o quitar definitivamente las humedades de capilaridad de nuestra vivienda.

Luego, ya se lo compraremos nosotros mismos, no hace falta que te vendan una solución que tu mismo has buscado. Tan solo se necesita información. Normalmente el cliente ya quiere comprarla.

Otro caso es el de las humedades de condensación.

Se lee en algunos foros, que para acabar con las condensaciones en las casas te venden máquinas que son simples ventiladores con una resistencia eléctrica, y que por lo tanto son carísimos.

Bueno, sintetizando sintetizando, la máquina que proporciona la sobre presión al local o vivienda, pues si, es un ventilador, una turbina; y tiene resistencias para calentar el aire, es verdad. Es la ventilación mecánica controlada.

Pero también es verdad, que estas opiniones, sin firma, no explican luego que ventilador comprar para solucionar el problema, o como hacerlo sin precalentar el aire, y tampoco aportan cualquier otro tipo de solución real, solo dejan un comentario muchas veces poco serio.

Ya lo he dicho en algún que otro artículo, si estas soluciones dependieran tan solo de una máquina, se venderían estas en los supermercados y las encontraríamos de todos los colores.

La solución a las humedades de condensación, pasa por realizar un pequeño estudio de la distribución de la vivienda o local, un sencillo calculo de caudales en relación al volumen a tratar y de las personas que habitan en el y la consiguiente reducción del caudal de salida, para generar así esa sobre presión necesaria que consigue reducir así la presión de vapor interior y terminar para siempre con las humedades de condensación.

No es complicado, no es difícil, pero hay que disponer del modelo adecuado de turbina, de las rejillas de salida y de entrada y de una empresa detrás que te aporte confianza y seguridad en la solución, que por cierto es para toda la vida.

Tampoco hay que pagar por extras que no sean útiles.

El que soluciona el problema de la humedad de condensación es el aire, simplemente el aire.

Y da igual si hay más o menos humedad relativa en la calle, ya que la que importa es la humedad absoluta. Siempre tendrá mayor presión de vapor el aire calentito de nuestra casa, que el frío y desapacible frío de la calle. Que por cierto, al que solo invitamos a entrar cuando nos va a solucionar el marrón… Pobre.

Algunas personas, eligen para combatir los mohos que genera la humedad de condensación, sistemas de deshumidificadores.

En mi opinión, es evidente que no va a funcionar la solución si es para una vivienda o local de gran dimensión, pero no por culpa de los deshumidificadores, ya que ellos si que logran funcionar y tratan el aire que les alcanza, rebajándole la humedad relativa, sino simplemente porque no están diseñados para este tipo de solución a las condensaciones generales.

¿Que pasa entonces? Pues que la mayoría de usuarios, los utiliza de forma inadecuada. Y después de trabajar meses y meses condensando litros y litros de agua, les apartan de su función acusándoles de no servir para nada… Y  encima van y ventilan… Pobres aparatos.

La culpa de esta mala utilización, es del usuario mal informado, que pretende secar un ambiente abierto a continuas entradas de aire externo, con su humedad relativa correspondiente y todo, cuando lo que puede hacer muy bien un deshumidificador es secar la humedad de un ambiente cerrado, sin mucho aporte exterior, tipo habitación cerrada que no uso, armario, baúles, caravanas, cajas…etc.

Tiene que quedar claro, que si se hacen bien las cosas y se utilizan soluciones para su función predeterminada, vamos para lo que se fabrica el producto, el éxito está asegurado.

Esto implica un buen diagnóstico.

Esto implica algo de paciencia en recibir varias visitas.

Hay que resistir al comercial de “firma ahora y te descuento….”

Hay que apuntar dudas y preguntar.

Finalmente decidir y ponerse en manos de profesionales que estén dispuestos a esforzarse para conseguir eliminar los problemas de humedad que existen en su casa y si hay problemas, no quitarse de encima las responsabilidades con letras pequeñas en contratos, sino dar la cara y rectificar si es necesario, que ya lo dicen, que rectificar es de sabios, aunque rectificar todas las veces es de necios…

Si te quedan dudas en las vistas de los técnicos, no dudes en contactarme.

Si necesitas opinión en Catalunya sobre los problemas de humedades en Barcelona, en Tarragona, en LLeida o en Girona, contáctame, puedo visitarte.

Para el resto de España y todo el mundo de habla hispana, como hasta ahora, un correo.

Aprovecho para agradecer a las más de 23.000 personas que me han entrado en el blog.

Ya son 4000 personas aproximadamente las que visitan el blog todos los meses, gracias a todos.

Seamos constructivos, hay que ofrecer el mejor producto del que se disponga y sacarle el máximo partido, pero esto no implica que el de los demás sea malo.

Respeto.

Un saludo

Ferran Guarch