Negocios en tiempos de Crisis. Estabilizar suelos es rentable.

Hace ya más de cuatro años que estoy metido de lleno en el mundo  de la estabilización de suelos. Una disciplina que busca reaprovechar todos los suelos naturales o existentes en los caminos deteriorados o bajo las carreteras en mal estado para renovarlos completamente aportándoles unas mejoras técnicas y de durabilidad nunca antes logradas.

Una solución muy técnica, pero que aporta enormes ventajas económicas a las zonas en que se emplean estos procedimientos.

Ventajas económicas por distintos motivos:

  • Reducción de costes de compra de suelos seleccionados.
  • Reducción hasta en un 50% de los tiempos de ejecución.
  • Mayor duración de las infraestructuras.
  • Facilita la circulación en cualquier condición climática lo que genera facilidades económicas para los mercados locales o regionales.
  • Permite el acceso de o salida de materias primas de zonas más remotas con total seguridad de circulación.
  • Otras ventajas indirectas…

El empresario tipo en la estabilización de suelos.

Durante todo este tiempo que llevo en el sector, me ha sorprendido la cantidad de visitas y el interés creado a muchas empresas que sin ser del sector, intuyen en esta disciplina una oportunidad de negocio importante.

Actualmente junto con mis socios, estoy tratando con más empresas que están fuera del sector de la construcción de caminos y carreteras o del movimiento de suelos, que es el sector a priori que debería estar más interesado.

Existen también como es lógico empresas de movimientos de tierra o construcción de carreteras que también nos han elegido como socios tecnológicos para su negocio. Son empresarios que ven esta solución como un nuevo campo en su oferta de productos y que entienden que esta disciplina es el camino a seguir.

Os comentaba que estamos formando sociedades con distintos empresarios que buscan una oportunidad de negocio con importantes porcentajes de beneficio, y que con su visión y determinación más decidida entran en el negocio de la forma más entusiasta. Una grata sorpresa inicial que ya es tema común para la empresa.

Hay que mostrar claramente la diferencia en la calidad de la estabilización de un suelo.

Desde los inicios ya redactamos unos sencillos protocolos de trabajo, que buscaban incluir una parte de técnica industrial, algo de normativa propia, y que nos permitiera ser creíbles frente a los posibles clientes o colaboradores.

En la actualidad nuestros protocolos completamente desarrollados, ya son considerados como referencia para el sector y los ingenieros que colaboran con nosotros o consultan sobre nuestras soluciones los han recibido con mucho interés y satisfacción. Les aportamos seguridad  por disponer finalmente de un método reglado, pautado y resuelto hasta el mínimo detalle.

Investigación previa del suelo, formulación para cada proyecto, preparación previa del suelo, máquinas específicas combinadas con las habituales, aplicación de las soluciones estabilizadoras, compactación final.

Un desarrollo completo de las acciones con todo detalle de norma, método, máquina y producto a emplear.

Es en nuestra opinión la única forma de lograr calidad continua y reconocida en el sector de la estabilización de suelos, un sector en continuo auge y expansión, pero que sufre también de mucho intrusismo que en demasiadas veces provoca fallos generales en aplicaciones que son tomadas como genéricas de la profesión.

Para hacer negocios en el sector de la estabilización de suelos existentes, naturales o de anteriores aportaciones de mantenimiento, es necesario distinguir entre las empresas que construyen y las que solo venden productos.

Tecnología, producto, protocolo de trabajo. Estabilizar un suelo no es fácil.

Es necesario integrar formula, producto y técnica de trabajo. De lo contrario el fracaso será inevitable.

Hay que conocer también que no existe un producto ideal, el producto mágico. Siempre es necesario disponer de distintos productos, distintas fórmulas y familias químicas que permitan mezclarse para lograr finalmente aportar calidad a todo tipo de suelo.

Todas ellas tienen que ser medioambientalmente  sostenibles e inocuas.

Disponemos actualmente de cinco productos aptos cada uno de ellos para estabilizar un suelo.

Pero individualmente no valen todos ellos para todos ya cada uno de los tipos de suelos que se presentan en la naturaleza.

Es curioso ver como en solitario, y a pesar de ser todos ellos de la más alta calidad, pueden sufrir defectos o deteriorarse rápidamente, si lo sometemos a la estabilización de un suelo inadecuado para su formula o las condiciones climáticas.

Estabilizar una arena del desierto no tienen nada que ver con estabilizar una arcilla, un clima desértico sufre exigencias que nada tienen que ver con una selva o un clima de montaña.

Calor, sequedad, exceso de humedad, lluvias torrenciales, cambios estacionales extremos…

El mismo producto que no funciona bajo una determinada circunstancia, solo necesita ser mezclado con otro u otros elemento estabilizadores para pasar a ser un excelente conjunto para la solución buscada.

Atención con las soluciones que siguen utilizando productos que son realmente sensibles a la acción del agua y del Sol. Dos elementos que no van a faltar nunca a  lo largo del año sobre el camino o carretera construida. Infórmese bien en este aspecto.

El negocio que consiste en comprar producto para que puedas hacer los trabajos con las máquinas que ya tienes, es asumir grandes riesgos e inconvenientes. Es una de las causas con más número de reclamaciones y quejas por los malos resultados.

No me cansaré de comentar que si se aplica un poco de sentido común, no cuesta mucho pensar que si hay que aplicar productos líquidos a un suelo en pendiente, desde una cuba que riega en superficie, será muy difícil que este líquido se reparta a todo lo largo del camino, a toda la profundidad decidida para el grosor de trabajo y que además el porcentaje de humedad sea idéntico para cada partícula de suelo.

Si sumamos que la mezcla se hace en ocasiones con una motoniveladora, con una pala que no puede mezclar sobre si misma, sino que desplaza capas…

¿Como va a quedar correcta una aplicación así?

¿Cómo se puede logar entonces un trabajo de estabilización de suelos, homogéneo y de calidad?

Es normal que los ingenieros no se atrevan a usar un suelo que por normativa se les dice que es inadecuado y que ahora, regándolo y moviéndolo adelante y atrás, les dicen que pasará a ser resistente a las cargas y duradero frente al tráfico y las lluvias. Directamente no se lo creen aunque los resultados del laboratorio sean óptimos. El trabajo en campo es mucho más exigente y complejo.

Nuestro protocolo está basado en la utilización de una máquina diseñada y construida solo para lograr mezclar aditivos minerales, agua, líquidos estabilizadores y el suelo.
Mezclado con homogeneidad. Porcentaje de peso de agua ajustado. Mezclado sobre sí mismo y hasta la profundidad o espesor decidido en proyecto. Sin decantaciones por centrifugación y gravedad. En cualquier pendiente hasta un 30% (en realidad seguramente podrá ser más, pero aún no hemos podido trabajar en caminos más inclinados)

Ahora ya no te extraña tanto vídeo de estabilización siempre en llanos o mínimas pendientes.

Innovación continua. Mejoras practicas a las demandas reales del sector.

No quiero terminar este nuevo artículo sin comentar el éxito que han tenido nuestras soluciones avanzadas para los trabajos de estabilización de suelos. Soluciones únicas a nivel mundial.

Cunetas construidas con suelo natural existente y con prestaciones de hormigón.

Capas de rodadura integradas (libres de betún) y en la misma pasada.

Control de la capilaridad subyacente en la misma pasada.

Estabilización de taludes.

 

Si quieres saber más, contáctame y hablamos.

Creamos negocio y damos soluciones finales a instituciones gubernamentales, parques naturales, clientes particulares o empresas que necesiten mejoras en sus caminos para optimizar sus producciones agrícolas, mineras o industriales.

Caminos duraderos, estabilización de suelos, caminos sin barro, seguridad en el tránsito, mejoras sociales regionales.

Un saludo, Ferran Guarch CEO Humedad Controlada.