Quitar la humedad de las paredes, la humedad de capilaridad.  Soluciones reales contra las humedades en paredes. Humedades de cimientos

Elegir el sistema adecuado para cada caso de humedad, es el primer elemento diferencial en la correcta resolución de la patología.

Para quitar la humedad de las paredes, la humedad de capilaridad, el diagnóstico es esencial. Es el primer paso para eliminar la humedad de capilaridad.

El técnico que determine la afectación, debe conocer los efectos y causa que puedan derivar en humedades de capilaridad y determinarlo. Pueden hacerse diagnósticos a distancia mediante la visualización de imágenes, ya que la humedad de capilaridad es muy clara en sus efectos y apariencia.

Hay tres posibles tipos de actuación, descontando las tradicionales de la albañilería, que en la mayoría de casos solo consiguen enmascararlas o elevar la altura del zócalo capilar.

Posteriormente y para la fase de rehabilitación, habrá que valorar los tiempos que marque el calendario de ejecución para elegir tanto la técnica de trabajo como los materiales a emplear.

Hay que conocer que ningún método de corte de humedad por ascensión capilar seca los muros o los pavimentos.

Los materiales de construcción afectados y tratados, necesitan de la evaporación natural para secarse.

Es la traspiración del material, la evaporación del agua resilente, lo que termina por lograr que el material de construcción afectado por la humedad alcance una humedad de equilibrio, adecuada para su integridad física y química.

Los ambientes soleados, más cálidos o ventilados, juegan a favor de la velocidad de secado ya que es el diferencial entre la humedad relativa de saturación del aire (100%) y la relativa del ambiente en cada momento, lo que permite el intercambio gaseoso entre el sólido en secado y el ambiente que le rodea.

Se acostumbra a contar un promedio de 22 milímetros  de grosor por mes de secado, pero estas estimaciones son muy variables en cuanto cambian las condiciones ambientales.

Solo podemos contrastar con la práctica la realidad de cada caso.

Un promedio de 9 meses, podría ser un tiempo real para una edificación, ya con humedades bajas y que puedan convivir con los revocos.

Por lo tanto cabe esperar en un edificio habitual  de viviendas un secado que podrá variar en el tiempo entre los 9 y 14 meses.

Rehabilitar un edificio afectado por la humedad de capilaridad es posible en cualquier momento del secado. Consúltanos sobre este tema.

El proceso de rehabilitación podrá iniciarse de forma inmediata a la ejecución del sistema de corte de la capilaridad o posteriormente al secado de los materiales afectados.

Esta diferencia temporal de inicio, marca un efecto económico claro en favor de un menor presupuesto si se espera al secado o un aumento de los costes si se acomete de inmediato.

Es el resultado de los precios de los distintos materiales técnicos que hay que utilizar si se acomete con los muros en proceso de secado y que son más caros cuanto más rápido se necesita rehabilitar.

Un tratamiento anti salitre siempre será necesario en los dos supuestos temporales.

El resultado final es idéntico.

las Instalaciones provisionales son habituales antes de iniciar el proceso de reformas o grandes rehabilitaciones, se trata de ganar tiempo y rehabilitar con las paredes más secas. Los arquitectos suelen colocarlas al principio de las obras. Más adelante ya la resitúan. Pero ya han ganado meses de secado, algo que repercute en un ahorro de los materiales de rehabilitación.

Veamos unos ejemplos.

quitar la humedad de capilaridad

centralita contra la humedad de capilaridad

acelere la eliminación de la humedad de capilaridad quitar la humedad de las paredes, la humedad de capilaridad

 

Elegir el método para quitar la humedad de capilaridad.

quitar la humedad de las paredes, la humedad de capilaridadeliminar la capilaridadquitar la humedad de las paredes, la humedad de capilaridad

Capilaridad112

Nuestro sistema elegido tras 14 años de experiencia, es el sistema electro físico de las centralitas inalámbricas modelo HC.

Pero en este artículo quiero nombrar los distintos modos que contempla el mercado.

No aceptes como buenas las informaciones de empresas que desprecien uno u otro sistema solo porque ellos no lo comercializan.

Hay empresas grandes y extendidas en todo el territorio nacional que usan indistintamente ambos métodos.

Todo depende del soporte y de la afectación de la humedad.

Sistemas contra la humedad de capilaridad

El método de solución puede ser la inyección química para formar barreras estancas horizontales y verticales o los sistemas electro físicos (pasivos o inalámbricos).

Las inyecciones de silanos, organosilanos  u otros productos son un método invasivo en los muros, ya que hay que generar una línea de taladros separados unos 10 cm entre ellos y abarcar un mínimo de 2/3 de la sección del muro.

No suelen emplearse en rehabilitación histórica por esta forma de aplicación y los problemas reales con muros gruesos.

Pared a pared.

Los sistemas de electroósmosis pasiva (cable encastado en cada muro), necesitan también de una intervención mínima en cada pared (una roza de 10 a 15 mm de profundidad y una sección de 10 mm de grosor. Derivación a tierra para cerrar cada circuito.

Pared a pared.

Los sistemas inalámbricos de electroósmosis no  conllevan obras para su instalación, ya que solamente son necesarios 2 tacos de 6 mm para sujetar la centralita a la pared y enchufar.

Solucionan muros y pavimentos. Son de carácter general ya que cubren y solucionan toda el área que abarca la señal, independientemente del número de zonas afectadas. Una sola centralita por edificio o vivienda

Información de cada sistema contra la humedad de capilaridad.

Sistema de inyecciones.

Adecuados para:

  • Paredes de ladrillo macizo visto, con junta vista de más de 45 cm, trabajables por las dos caras.
  • En paredes gruesas es necesario disponer de un sistema automatizado y de presión de inyección para asegurar la colmatación de los poros de un muro grueso. Inyectar a modo “persona” (geles y tubos aplicadores) no es viable en realidad
  • Poco mantenimiento a largo plazo (solo frente a posibles asientos o movimientos estructurales)

Inadecuados para:

  • Paredes de mampostería
  • Paredes de hormigón
  • Paredes de tapial
  • Paredes de fábrica de ladrillos huecos o bloques.
  • Paredes en que no se pueda trabajar por ambos lados (grosor superior a 30 cm)

No soluciona los pavimentos ya que solo se puede inyectar por encima del nivel del suelo.

El éxito del resultado es directamente propiciado por el modo aplicativo, el fallo acostumbra a ser del personal que lo aplica, ya que no pueden visualizar la correcta formación de la barrera.

No es útil en muros enterrados.

Normalmente presentan presupuestos excesivamente elevados para la fiabilidad del sistema.

Sistema de electroósmosis pasiva.

Adecuados para:

  • Todo tipo de pared
  • Mínimo mantenimiento por posible oxidación de los elementos metálicos encastados (habría que sustituir)

Inadecuados para:

No soluciona los pavimentos ya que sería complicado establecer una red de cables en el suelo.

Sistema de electroósmosis inalámbrica.

soluciones contra la humedad de capilaridadAdecuados para:

  • Todo tipo de pared
  • Sin mantenimiento (consumo anual de unos 12 € de factura eléctrica)

Soluciona los problemas incluso en el pavimento y en muros bajo tierra.

Estos sistemas son en realidad adecuados para todos los casos de capilaridad, pero por ejemplo para solucionar una sola pared, puede ser efectivo pero algo exagerado.

Es imposible limitar los efectos a un solo muro. Siempre soluciona todo lo comprendido en el área.

Hay que comparar precios con otros métodos cuando se trata de una sola pared afectada.

Este sistema es muy solidario, también solucionará el problema al vecino, si está dentro del radio de acción de la centralita. No puede evitarse.

Quitar la humedad de las paredes, la humedad de capilaridad. Resumen de soluciones contra la humedad de capilaridad

De lo comentado anteriormente, se deduce la mayor conveniencia técnica y practica de utilizar los sistemas de electroósmosis inalámbrica por su máxima eficacia (no hay error humano) y la acción favorable que incluye muros, pavimentos y marcos de puertas u otros elementos no metálicos encastados que puedan estar sufriendo la humedad de capilaridad.

Hace 14 años comenzamos usando el método de las inyecciones, pero la dificultad enorme de aportar soluciones reales debido a que es muy complicado asegurar el trabajo realizado aunque te esfuerces al máximo, te obliga a buscar otras alternativas que son mejores, más fiables y con garantía absoluta de éxito.

  • Una sola centralita por conjunto de edificios contiguos (hasta  60 metros de ancho o fondo)
  • Facilidad de instalación.
  • Mínimo consumo eléctrico.
  • Eficacia máxima.
  • Doble garantía
  • Solución siempre del 100%

No soluciona filtraciones directas de agua. Hay que combinar la centralita con barreras físicas.

Para todos los sistemas de corte de humedad de capilaridad, no se contempla la solución de las humedades de filtración con presión.

Para este tipo de humedad, hay que combinar un sistema de corte de la capilaridad con la aplicación de morteros o láminas drenantes a contra presión.
Un sistema dual que controla la capilaridad y la entrada franca de agua.

La rehabilitación de las paredes afectadas por la humedad de capilaridad.

Ningún sistema de eliminación de la humedad repara los paramentos o revocos en mal estado.

Sí que es cierto que en los sistemas inalámbricos de electroósmosis, es posible mantener los revocos afectados por la humedad, si no están degradados o mal anclados mecánicamente.

Lo recomendable en todo caso para conseguir una buena solución a largo plazo, es sustituir los yesos afectados por la humedad por morteros en base de cal (micro o macro porosos) que facilitan el secado paulatino y resisten la humedad residual hasta el final del secado.

Los acabados con pinturas a la cal, silicatos o pinturas al temple, son los sistemas de acabado final más aconsejables.

Hay que dejar respirar a la edificación.

Se puede rehabilitar de inmediato al corte de la capilaridad o esperar al secado.

Controles del secado.

Los sistemas de control de secado que pueden ofrecer claridad y exactitud en los resultados solo son del tipo gravimétrico.

Controles de peso antes y después del secado de las muestra

Bombas de carburo

Los sistemas de control de humedad por contacto superficial eléctrico, no ofrecen más que una aproximación de los resultados, siendo inadecuados para obtener datos definitivos.

Garantías.

La principal garantía es la de satisfacción.

Todas las instalaciones tienen que cumplir con su finalidad que es la de conseguir que los materiales afectados se sequen. En caso contrario, se retornaría el importe íntegro de la centralita instalada.

El periodo habitual de garantía  es de 18 meses. En edificios históricos habrá que valorar cada situación y adaptar el periodo a las dimensiones del edificio.

La garantía de los aparatos es de 15 años.

Fabricados en España.

Componentes importados de EE.UU y Finlandia.

Un saludo a todos.

Ferran Guarch, CEO Humedad Controlada.