Muchas personas elijen como sistema contra la condensación y los problemas de mohos hacer un trasdosado como una forma de aislar térmicamente.

Tapar esas zonas problemáticas con paneles de cartón yeso o doblar tabiques.

Estas soluciones son muchas veces completamente ineficaces.

En el peor de los casos, se convierten estas cámaras en auténticas cámaras de cría de mohos y mal olor.

La cría de hongos es un buen negocio, pero ¿quieres tener en tu casa un negocio así?

Seguramente preferirás tener la casa completamente limpia y con el aire interior renovado, pero definitivamente.

Sigue leyendo, te explicamos como hacerlo.

Aislar térmicamente, ¿la solución a la humedad de condensación? En teoría sí, pero…

Ya conoces nuestra determinación y seguridad con la ventilación mecánica forzada.

Desde el 2003, se ha mostrado como  la más eficaz solución contra las humedades por condensación.

La mejor solución a los problemas de mala calidad de aire interior y condensaciones superficiales.

La ventilación forzada por sobre presión, elimina los problemas de moho, mal olor y Radón, por ejemplo.

Pero en este nuevo artículo, comentaremos sobre el aislamiento como posible solución a las condensaciones ya que muchas consultas nos preguntan sobre este tema de aislar térmicamente.

¿Aislar térmicamente o paso a ventilar directamente?

La inexistencia o mala ejecución de los aislamientos térmicos es uno de los factores que más contribuye a provocar que en las viviendas se pueda manifestar la condensación.

La mala ventilación o la incapacidad de renovar eficientemente es el detonante de la aparición de las gotas de agua.

aislar térmicamenteaislar térmicamenteCon la aparición de los rocíos superficiales se genera la posibilidad de que aparezcan en pocas semanas colonias de mohos y su consiguiente olor a humedad.

Por lo tanto, al iniciar la construcción de la casa lo mejor para evitar condensaciones es lograr el adecuado aislamiento térmico para la zona climática.

Igualmente hay que favorecer la mínima renovación de aire con la instalación de aireadores en las nuevas ventanas.

Pero por desgracia y siendo prácticos, no es siempre se consigue aislar con eficacia.

A posteriori, con la casa ya construida y habitada solo queda recurrir a técnicas de ventilación mecánica forzada, por ejemplo.

Construir eficazmente elimina la mayoría de los problemas posteriores de humedad

Al construir, ¡hay que aislar térmicamente los muros que dan al exterior, pero por el EXTERIOR !!!!, para evitar el fenómeno de la pared fría.

Hay que procurar que los materiales sean lo más naturales posibles.

  • Celulosa proyectada
  • Lana de oveja
  • Corcho

Los sistemas de nanotecnología de aplicación tópica también pueden ayudar.

Pero solo son útiles si su aplicación hace que el total de las capas de los muros sea suficiente para la zona climática.

Hay que tener claro que el aislamiento solo funciona si el total de la suma de las capas de aislante cumple con la situación climática de cada zona.

Por lo tanto, ningún material por más que este sea muy eficaz cumplirá por sí solo, excepto que sea un “mazacote gordo y denso”.

Hay que exigir que se calcule la suma de coeficientes de cada capa de material de un muro. Es lo que hacen los arquitectos técnicos.

Si falla el aislamiento aparece la condensación

El nefasto efecto de la condensación, el vapor se hace líquido, se produce cuando el aire caliente interior entra en contacto con la superficie fría de la pared.

Este descenso de la temperatura de la lámina de aire que contacta precipita la condensación de la humedad que contiene en forma de gotas de agua.

A menor temperatura de aire menor capacidad de almacenaje de agua por m3 de aire.

Por lo tanto, si el aire pasa de caliente a más frío, tiene que soltar “peso”.

Peso en agua, en vapor de agua, que ahora si aparece en forma de gotas. Liquido superficial.

Aislar, lo puedes hacer también por el interior, pero la eficacia contra los puentes térmicos se reducirá.

Por lo tanto, es mejor el sistema de aislamiento por el exterior, y existen varias técnicas para realizarlo.

Aislar térmicamente bien es sinónimo de hacerlo por el exterior

Lo ideal es por el exterior ya que es más fácil evitar los puentes térmicos en las uniones de forjados y fachadas o en los pilares a fachada, por ejemplo.

Son los denominados sistemas Etics.

Evitan mejor la condensación superficial y la intersticial.

  • La condensación superficial es la que vemos claramente sobre los cristales de las ventanas, sobre marcos, en ventanas, mojando el muro debajo de la ventana, superficies lisas.
  • La condensación intersticial es la que se forma dentro de los “intersticios”, que no son más que huecos o cámaras, espacios interiores.

Esta última forma de condensación, la intersticial, genera problemas ocultos de moho y olor a humedad junto con episodios de falsa capilaridad.

¿Pero como tengo capilaridad a 3 pisos de altura?

Pues igual es condensación intersticial que su goteo termina por mojar la base del muro.

En este caso, la solución no son nuestras centralitas inalámbricas de electro.

La solución pasará posiblemente por una combinación de barrera de vapor y ventilación forzada, pero habrá que valorar este tipo de problema.

Aislamiento exterior. Calidad asegurada

Estos sistemas son en términos generales un panel aislante adherido al muro mediante adhesivo o bien con un anclaje mecánico.

Existen materiales de procedencia industrial y de probada eficacia que, sin ser puramente ecológicos, contribuyen a minimizar el aporte de CO2 al mejorar la eficacia térmica del edificio.

  • Poliestireno expandido (EPS)
  • Poliestireno extruido (XPS)
  • Placas de lana mineral

Si aíslas por el interior, en función de la zona climática, valora el añadir una lámina que actúe como barrera de vapor e impida que haya condensación en el interior del cerramiento, lo más cerca de la superficie interna.

Aísla bien, pero permite la traspiración al máximo

Cuidado con las proyecciones de espuma de poliuretano sobre el muro.

Aíslan mucho del agua de la lluvia, pero no traspiran.

Los materiales poco traspirables contribuyen a exagerar los problemas de condensación que se generan en una vivienda.

No permitir la traspiración de la casa, nunca es bueno.

Las paredes húmedas pierden su capacidad aislante y refuerzan, retroalimentan, el problema del frío.

Si este aislamiento es defectuoso e insuficiente ya desde el proyecto o la ejecución de la obra, entonces es muy complejo y costoso lograr dejar bien aislada la totalidad de la vivienda una vez ya terminada.

Aislar térmicamente después de construir es bastante complicado y le dedicaremos más tiempo en otro artículo…

Si buscas una vivienda de máxima eficiencia energética necesitas aislar térmicamente y ventilar.

aislar térmicamenteTipos y materiales aislantes, grosores, disposición de las capas. Posible mala ejecución.

Las viviendas que buscan la mejor calificación energética

Luego está el problema de la infiltometría. Entradas de aire incontroladas que generan igualmente problemas de condensación y mohos.

Mientras tanto puedes elegir la solución más rápida y eficaz contra los problemas de mohos y mal olor en casa, ¿Puedes… ventilar?

Eso si, hazlo de forma adecuada manteniendo la capacidad de renovar ese aire interior mediante el intercambio necesario que se determina por ejemplo en el CTE y su apartado HS3.

Para cualquier aclaración no dudes en mandarnos un mensaje o llamarnos al 620 10 97 97.

Tienes también la misma noticia en Facebook